jueves, 2 de junio de 2011

Tesis del esquizoanálisis



1.    “Toda catexis es social y de cualquier modo conduce a un campo social histórico” (AE, 352). Esto nos lleva a pensar que la producción social es la producción deseante misma (en condiciones determinadas). La catexis es entendida como inversión del flujo y de su axiomática.
2.    “Se deberá distinguir en las catexis sociales la catexis libidinal inconsciente de grupo o de deseo y la catexis preconsciente de clase o de interés” (AE, 354). Es importante que el revolucionario comprenda que se hace la revolución por deseo y no por deber. “El deseo es constitutivo del campo social… el deseo está en la producción como producción social, del mismo modo que la producción está en el deseo como producción deseante” (AE, 358). El esquizoanálisis busca llegar a las catexis de deseo inconscientes del campo social, luego de haber establecido la diferencia con las catexis preconscientes de interés (a las que se han quedado fijados, incluso los revolucionarios que no han hecho más que reproducir o revivir el poderío de una figura totalizante: Edipo, por ejemplo), con las cuales coexiste, pero en modos opuestos. La catexis de interés oculta la catexis de deseo. Aquella tiene su orden (intereses, causas, medios, fines, razones). A diferencia de lo que decía Freud (que la libido debía desexualizarse y sublimarse para cargar la sociedad y los flujos), desde el esquizoanálisis se postula que son el amor, el deseo y sus flujos los que manifiestan el carácter inmediatamente social de la libido no sublimada y de sus catexis sexuales.



3.    Las catexis libidinales del campo social priman sobre la catexis familiar; tanto desde el punto de vista del hecho como del derecho”. Es importante recordar que el esquizoanálisis busca “deshacer incansablemente los yoes y sus presupuestos”. En todo el procedimiento de cura, lo que busca es esquizofrenizar (no neurotizar, como hace el psicoanálisis). El esquizoanálisis no se preocupa por los fines sino por el proceso en sí. El esquizofrénico, por su parte, no está enfermo de la esquizofrenia como proceso.



4.    El esquizoanálisis distingue “dos polos de la catexis libidinal social, el polo paranoico, reaccionario y fascista, y el polo esquizoide revolucionario”. En el siguiente esquema tratamos de deslindar el accionar de cada uno de ellos:

Polo paranoico reaccionario
Polo esquizoide revolucionario
-      Esclavización de la producción y de las máquinas deseantes a los conjuntos gregarios (constituyentes de formas de poder o de soberanías selectivas).
-      Conjuntos molares, con estructuras que reducen las singularidades, creando códigos y axiomáticas.
-      Líneas de integración y territorialización que detienen los flujos.
-      Grupos sometidos.
-      Subordinación inversa e inversión del poder.
-      Multiplicidades moleculares de singularidades.
-      Líneas de fuga que siguen flujos descodificados y desterritorializados, inventando sus propios cortes o esquizias (no figurativas) que producen nuevos flujos.
-      Grupos sujetos.


Deleuze y Guattari nos dicen que el deseo está presente “en lo irracional de toda racionalidad y no porque sea carencia, sed o aspiración, sino porque es producción de deseo y deseo que produce, real-deseo o real en sí mismo” (AE, 390). Asimismo, Baremblitt considera al deseo como “realidad virtual generadora de toda realidad natural, mental, social y tecnológica, así como de sí misma”, es decir, pura producción, que produce imágenes subjetivas y diversos tipos de subjetivación “infinitamente diferentes”[1].

En el siguiente esquema, trataremos de mostrar las diferencias (referentes al inconsciente) que encuentran Deleuze y Guattari, entre el esquizoanálisis y el psicoanálisis. 


EZQUIZOANÁLISIS
PSICOANÁLISIS
Trascendental y materialista
Metafísico e ideológico
Esquizofrénico
Neurótico – Edípico
No figurativo, figura-esquizia (abstracta)
Imaginario
Real concreto (realidad de lo Real en producción, en su inorganización misma)
Simbólico
Maquínico
Estructural
Molecular, micropsíquico y micrológico
Molar o gregario o estadístico
Productivo
Expresivo



[1] Baremblitt, Gregorio, en el artículo, Te deseo, me deseas, pero ¿qué o a quién desea nuestro deseo?, publicado en www.medicinayarte.com

Imágenes tomadas de la circulación libre en la red

No hay comentarios: