lunes, 19 de febrero de 2018

A la sombra del abismo


A finales del 2017, la editorial Pie de monte, editó mi libro de aforismos "A la sombra del abismo". Esta publicación cuenta con la fotografía de María A. Parra y el diseño de Santiago López Triana. Fue una edición de colección, de sólo 100 ejemplares.
A continuación les comparto el prólogo que escribió Camilo Barajas.

Hay quienes conciben que la brevedad en la expresión escrita debería resolverlo todo en lo ineluctable de la sentencia. Dentro de semejante concepción pragmática, propia de una necesidad de jurisprudencia para resolver hasta las calamidades domésticas más nimias de una existencia, se reclamaría entonces del aforismo que llegara a ser una suerte de ornamento sintético para dotar de contundencia a los más erráticos o para salpimentar desasosiegos con dosis discretas de sapiencia. En tiempos de lo fugaz, resulta hasta consecuente que se pretenda domesticar la brevedad en pos de lo instantáneo. Pero sucede que la naturaleza esencial de lo breve y su modo de manifestarse tiene filo, doble filo, triple filo: es fragmento. Lejos de los terrenos de lo argumentativo y de lo narrativo, donde la exploración surge por cartografías, aproximaciones y sobrevuelos, lo fragmentario aparece roto en un mundo que se nos revela también roto, saturado de información y tan lleno de brechas que no se deja ya dominar por interpretaciones definitivas.
Así, formas literarias como el aforismo no responden ya a su definición de sentencia o síntesis emblemática de un pensamiento acabado, opulento y fértil en su sistematicidad; muy por el contrario, parecieran surgir de tensiones irresolubles, de superposiciones entre devenires, de forcejeos entre paradojas, de interlocuciones reiterativas que sobreviven una y otra vez a la imposibilidad de ser dichas hasta manifestarse en la sencillez poética de un gesto que una vez contemplado, nos hará volver una y otra vez a él.  Esta naturaleza fragmentaria a la que intento acercarme habita "A la sombra del abismo", la presente compilación de Omar Ardila. Naturaleza abismal la de este trabajo, en la que el filo de lo insondable ha sido tallada al vacío por el autor; al leerlo y releerlo, imagino a un autor que camina sobre acantilados, recolectando fragmentos, poniendo tanto su visión poética como sus manos de ensayista en crear estas esculturas minúsculas que ahora se alzan ante nuestros ojos. Cada pieza es breve y singular, pero en cada una se deja entrever su parentesco con lo gigantesco, lo múltiple y lo universal: la vida, el vacío, la muerte, la identidad, el silencio y la palabra. Hay en ello un vaivén entre lo contemplativo aéreo y lo concreto terrenal; lo cual a veces puede recordarle a una región profunda de nuestro ser su aire de familia con lo inasible, lo impermanente, lo misterioso. Y al mismo tiempo hay en su vida de piedra, algo sumamente orgánico, que impulsa a escarbar en lo cotidiano hasta toparse de nuevo con otros extremos posibles para lo real.
No tengo más que agregar, pues hablar de más en estos casos es hacer tartamudear lo breve y es necesario que el lector mismo se abisme en exploración de lo que acá esbozo.  Sólo una cosa más: dado que mi primer encuentro con este trabajo se dio para mí en condiciones de viaje, me permito una sugerencia algo nietzscheana para este libro: no leer estos textos en voz alta, sino íntimamente, como quien viaja en un tren y en el estado de trance íntimo que produce un largo desplazamiento, contempla estos textos y alza la mirada al horizonte, olvidándose por completo si ya ha llegado a su destino. Liberados de límites, contemplar el abismo.

                                                                                                        Camilo Barajas, Bogotá, 2017                                                                                                                                    

Aquí unos breves datos de Camilo Barajas:

Estudió lingüística en la Universidad Nacional de Colombia. Especializado en comunicación y semiótica se ha propuesto el estudio de narrativas, puestas en escena y diversos tipos de performance. Colaborador y asesor editorial para revistas culturales de corte independiente y académico en la ciudad de Bogotá.


1 comentario:

ektorh dijo...

ZEN TEN SI AS A:PROPIASION DE L´A BRE.VE,DAD CON PACIÓN PROXIMAS PÓSIMAS COMO A.POSITOS CON PRO POSÍTOS,, H.HERNAN. H.BOTERO.